Reglas


Para los distintos juegos de casino existentes siempre estarán presentes algunas reglas que hay que cumplir, no importa si se trata del más pequeño e insignificante juego de casino, siempre hay una normativa que debe ser cumplida para establecer cierto orden dentro del juego. Por ejemplo: en las máquinas tragamonedas el jugador inicia apostando un monto específico (en el caso de los casinos virtuales). En los casinos presenciales debe colocar las monedas en la máquina. Una vez definida la suma a apostar, el jugador debe tirar de la palanca o pinchar "spin", en caso de tratarse de un casino online. Los rodillos empezarán entonces a girar. Luego aparecerán combinaciones específicas de figuras en máquina. Si el apostador logra obtener dos o tres imágenes idénticas, ganará. Y en el caso de que esto no suceda, pierde su apuesta. El jugador podrá continuar jugando hasta que gane alguna de sus apuestas o hasta que pierda todo su crédito.

Vamos a ver otro caso de uno de los juegos de casino más comunes, el bingo. En el caso del Bingo también existen otras reglas que deben cumplirse: después de haber comprado los cartones de Bingo, el jugador debe llenarlo con las 30 fichas. En el juego, se utiliza un dispositivo que mezcla las fichas, enumeradas del 1 al 90. Este procedimiento es similar a la lotería, en el que también se marcan las casillas de un panel variado de números. También existen otros modos de juego en los que no es necesario completar el cartón sino llenar alguna de las líneas (Vertical, horizontal o diagonal). Luego de completar la línea o el cartón completo (dependiendo del modo del juego) el jugador debe cantar "Bingo" ante los organizadores del juego para que puedan verificar si sus fichas verdaderamente fueron mencionadas. En caso de no cumplir con alguna de las reglas el jugador será descalificado, será sancionado o simplemente no le será permitida la entrada al casino.

Incluso el juego de la ruleta que posee una lógica muy sencilla de entender tiene sus reglas que se deben cumplir para poder establecer un orden en el juego: Antes de girar la ruleta, los jugadores hacen sus apuestas sobre números individuales o combinaciones de números. Cuando el croupier lanza la bola inicia oficialmente la partida, luego el croupier debe anunciar el fin de las apuestas iniciales, antes de que la bola se detenga. En los casinos presenciales es posible hacer apuestas durante el rodamiento de la bola. Habitualmente, el croupier coloca una pequeña pieza llamada "Dolly" sobre el número ganador y los jugadores que no han logrado predecir ningún número pierden sus apuestas iniciales, que son posteriormente recogidas por el croupier. Los jugadores que han logrado predecir un número obtienen las ganancias que establece la tabla de pagos. Los jugadores pueden elegir nuevos números y realizar nuevas apuestas en cada vuelta nueva de juego. Las reglas en este caso y para muchos otros juegos de casino son tanto para jugadores como para el organizador del juego o croupier.

Sin una normativa que se establezca en cualquiera de los juegos de casino resultaría muy fácil para los apostadores poder hacer trampa y por lo tanto se perdería la esencia del juego. Siempre debe haber alguna especie de árbitro que ponga a valer las reglas del juego de casino.